ULTIMOS TEMAS
Últimos temas
» Jugando con el destino [Priv. Liu Feilong]
Lun Oct 03, 2016 9:59 pm por Liu Feilong

» UNDERWORLD SYMPHONY +18 {Cambio de botón - élite}
Lun Sep 19, 2016 6:34 pm por Invitado

» Ultimam Voluntatem [Hermana]
Miér Ago 24, 2016 10:53 am por Invitado

» Μακριά και κοντά ... [Priv Ruka Belini]
Dom Ago 14, 2016 4:49 pm por Liu Feilong

» Shikaisen Paradise {Elite}
Mar Ago 09, 2016 3:51 am por Invitado

» Entre alborotos y cosas sin sentido || Priv. Aren
Jue Ago 04, 2016 12:26 am por Alexander D. Kähler

» Un poco de tranquilidad || Libre
Jue Ago 04, 2016 12:24 am por Alexander D. Kähler

» Capitulo 1: Neutral [Priv. Sarnaky]
Dom Jul 31, 2016 1:43 am por Sarkany

» Beyond the stars - CAMBIO DE BOTÓN - NORMAL
Lun Jul 25, 2016 5:34 pm por Invitado


Yoki shinai jānī [Priv. Ruka Belini][+18]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cerrado Re: Yoki shinai jānī [Priv. Ruka Belini][+18]

Mensaje por Invitado el Dom Mar 13, 2016 12:36 am

Solo un segundo tardó en respirar hondo intentando calmar esas ansias que lo anidaron de un momento a otro, casi en el mismo parpadeo que tardó en llegar la voz de la mujer a sus oídos intentando calmar su esencia con un par de sabias palabras al respecto de la extinción de su vida. Lo sabía, no era ningún ingenuo con respecto a qué pasaría si sus escamas se volvían completamente negras; no quedaría ni rastro de su alma, y su cuerpo sería eliminado como si fueran cenizas en el viento hasta desvanecerse por completo. Pero, también se encontraba consciente de algo, de que faltaban aproximadamente más de dos siglos para que eso sucediera si dejaba de alimentarse a partir de ese momento. Podía sobrevivir con los alimentos cotidianos a pesar de que no saciará por completo su hambre, y no nutriera su cuerpo como debía de hacerlo. No eran almas, no tenían la misma energía pero continuaban siendo carne y sangre de animales varios, posiblemente recurrir al canibalismo, pero no era una molestia para este porque ya lo había hecho en su momento.

Se volteo, mirando a la mujer con atención hasta que las palabras cesaron de aquellos labios que parecían ser perfectos a la vista, como un rostro que seguramente podía enamorar hasta a los mismos ángeles y dejarlos caer en un mar de fuego y ceniza. Aunque lo quisiera, simplemente no podía detectar ese poder malicioso que acompañaba a los demonios puros de su raza por ende, suspiró con cierto recelo antes de darse por vencido ante la situación que se mostraba delante sus orbes nuevamente azules, nuevamente humanas. —  Se perfectamente lo que sucede con mi cuerpo, no es necesario que una sacerdotisa venga a avisarme de mi futura extinción si no purifico mi cuerpo. Estoy consciente de que esas energías se apoderan de cada una de las escamas de mi verdadero ser, como de las actitudes y mis comportamientos. Como el de ahora, pero estoy seguro de lo que no está en mi querer curarse. —  

Miwa parecía simplemente no querer entenderlo. Lo veía en su cara, y aunque lo mencionase aún continuaba pensando que había sido una treta bastante audaz para alguien que decía que podía mantener su confianza. Después de eso, no importaba lo que hiciera dudaba de que esta se reanudará completamente. — No hiciste nada malo, Hikawa. Tu cuello está a salvo.—  por ahora, era el pensamiento del rubio antes de avanzar completamente resignado. — El dolor que puedo llegar a sentir no importa, es algo que tarde o temprano los dragones como nosotros debe de hacer por una u otra razón. Lo que sucede es que hace… demasiados años que no puedo contar, fue la ultima vez que sucedió. Antes de que naciera Niels.— comento a medida que iba adentrándose por el camino que lo llevaba dentro de la posada, dudaba que la purificación se hiciera en la entrada y menos al aire libre. De otra forma, dudaba que las escamas de su cría hubieran sido tan puras como las que poseía en la actualidad.

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Yoki shinai jānī [Priv. Ruka Belini][+18]

Mensaje por Miwa Hikawa el Dom Mar 13, 2016 12:39 am

Tras todas aquellas palabras cruzadas la mujer presente solo calló, después de todo era normal todo lo que estaba ocurriendo allí para ella, un hombre que ya había alcanzado una edad suficiente como para pensar que podría ser interesante extinguir su vida tras todo lo vivido y un hombre que lo perdió todo, demasiado calculador como para dejarse morir y demasiado sensible como para permitirse sentir solo, eran dos polos opuestos, se atraían frente a sus ojos y se enlazaban sin que siquiera se dieran cuenta, pero estaba perfecto, eso era lo que daba unión y fuerza a su relación que constantemente se encontraba hilada por el trabajo de ambos, tan solo una parte de lo que realmente era su relación o lo que seguramente sería en un futuro, puesto que ella misma podía ver las consecuencias de el acto que pronto realizarían.
Los pasos de todos se dirigieron lentamente hacia el interior de la cabaña mientras el japones permanecía levemente atrás, miraba la espalda del mayor, mientras seguía sus pasos que a su vez seguían los de la mujer en frente de él. Se sentía culpable de haberle tramado una "emboscada" más jamás había sido con aquel fin, pero si sabía que había sido con motivos egoístas, él era quien no deseaba quedarse solo, si lo miraba de aquel punto, si, era su culpa y no podía evitar sentir cierta satisfacción de saber que estaría bien de salud, más aquello sabía que sería a costa suya y no por decisión de Ruka, lo cual era un fallo, más no dijo nada al respecto.

Dentro de su garganta retuvo mil palabras de cuestiona miento, mientras mordía levemente su labio y comenzaba a preguntarse que era lo que realmente quería de Ruka Belino ¿un romance? ¿un padre para sus crías? ¿un amante? ¿un novio? ¿un compañero? ¿un amigo?.

Que era lo que estaba buscando, no terminaba de descifrarlo y mientras su mente divagaba, se encontraba allí presente en el ritual, junto a Ruka, mirándole en todo momento, sin entorpecer los movimientos de la bruja, que tan amistosa mente le había ofrecido aquello que termino aceptando y que Ruka no deseaba. Solo tomó aire, viéndolo sumergido levemente en aquellas aguas que posteriormente fueron desechadas a un lugar lejano, lo sostuvo en sus brazos y trasladó al interior de la cabaña donde se encontraba la zona de descanso y en esta donde recostarse , lo arropo y permaneció a su lado por cerca de una hora antes de ir a buscar las almas de su compañero, seguro, tendría mucha mucha hambre.

Su amiga, la que acababa de marcharse hacía una hora, le había advertido y el no había retrocedido en su decisión, tomo aire y cerro los ojos antes de exhalar, ella tenía razón."Seras encantado y ya será demasiado tarde, cuando quieras escapar, ni tu mismo soportaras la idea de vivir lejos de él"

De hecho, ya era demasiado tarde y ya no había vuelta atrás o eso era lo que pensaba, más ahora que lo miraba, con aquel rostro dormido, sobre la cama, se sentó a su lado en el borde de la cama y cerro los ojos suavemente, ya era tarde.

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Yoki shinai jānī [Priv. Ruka Belini][+18]

Mensaje por Invitado el Dom Mar 13, 2016 12:39 am

Aunque la palabra resignación era la única que se podría decir que se mostraba en su rostro, no lo era del todo cierto. En ese instante no quería pensar en nada por más que su cabeza se llenara de pensamiento de desacuerdo, sentimientos encontrados, una mirada al futuro si no se encontraba caminando por esas tierras y un nuevo pensar de qué sucedería si continuaba haciéndolo. No había demasiado, siendo tan simple y tan anciano no podía dar demasiado; solo era un hombre viejo que se movía hacia delante por la mera razón que toda su existencia había sido de esa forma. No era momento para cambios, en el fondo no le gustaban los cambios. No estaba preparado para cuando las cosas se le escapaban de las manos y otras opciones salían de malos cálculos, especialmente cuando el azabache tomó al toro por las astas. Desde que había llegado a su vida muchas cosas habían tomado un giro que a peso lento lo fue moldeando, ahora en ese andar a las aguas cristalinas, era capaz de meditar al respecto en un silencio que se había vuelto de todos. 

La última vez era demasiado joven para una purificación, pero los dragones las necesitaban constantemente por las almas que devoraban, cual demonio, se volvían incontrolable por las cargas negativas que se impregnaban en sus escamas, volviéndose parte de su ser si estas no eran liberadas. Mientras más pasan en su cuerpo, la purificación sería más complicada, la dificultad se volvería completamente dolorosa. ¿Que tenía en mente aquella mujer?. Lo recordaba como si hubiera sido hacía unos meses atrás, cuando intentaban limpiar su cuerpo, como si estuvieran arrancando su piel con cada tirón y la sangre se escapara de su cuerpo. Acariciando los músculos expuestos por la brisa del ambiente, apretando cada uno de sus órganos al punto de que la respiración se escapaba de sus fosas nasales sin llegar a llenar los pulmones; así de doloroso. Una maldita tortura para continuar viviendo unos siglos más.

Sin embargo… ¿Porque todo se volvía tan oscuro?.

Apenas cerró los ojos su cuerpo se sumergió en una especie de letargo, a menos así permanecerá mientras el proceso de la purificación de la sacerdotisa acabara. Como menciono, no sentía dolor, más su cuerpo se retorció como la última vez cuando su piel casi se sentía desgarrarse junto a cada uno de sus tendones y músculos, pero su mente se encontraba aliviada, más… su cuerpo estaba cansado al despertar. Completamente hambriento. 

“Hhm..” Cálido, se sentía caliente uno de los costados de su cuerpo mientras que el otro permanecía con una temperatura más baja de lo normal. No tenía ganas de abrir sus ojos, mas no tardó demasiado, a regañadientes, entreabrir sus párpados con una fina luminosidad ingresando a sus córneas dando los colores que podía contemplar, las imágenes y ese físico recostado a su lado. ¿Se había quedado dormido?. Idiota, se había preocupado… Y a pesar de ser amenazado de ser decapitado continuaba allí. Respiro hondo, exhalando con suavidad escuchando parte de sus huesos crujir al estirarse, acomodando su cuerpo de perfil así contemplarlo. Sus párpados estaban tensos. — Deberías de dormir en tu habitación, no pareces nada cómodo. — comentó a medida que pasaba el dorso de su índice por una de sus mejillas, acariciando con suavidad hasta correr esos cabellos negros que caían sobre su piel.

— Ven aquí. — mencionó al final, atrayendo su cuerpo al suyo, apretando al contrario contra su pecho a medida que se dejaba llevar por el particular deseo de inhalar el aroma del contrario desde sus cabellera azabache, respirando profundo, exhalando completamente relajado. Luego de que esos huesos tronaban estaba más ligero, sentía como esa carga en su cuerpo se había marchado en un parpadeo y solo había tenido que dormir, más continuaba percibiendo que se encontraba débil por esos instantes. — Si alguien quisiera matarme podría hacerlo ahora, me siento como un recién nacido. — añadió con una pequeña risa burlona, sin soltarlo. Sin despegarse, solo abrazando a Miwa.

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Yoki shinai jānī [Priv. Ruka Belini][+18]

Mensaje por Miwa Hikawa el Dom Mar 13, 2016 12:40 am

Había dejado pasar los minutos, las horas, el tiempo era totalmente efímero, solo podía mirarle dormir, acariciaba su cabello de vez en cuando, perdiéndose en la suavidad encantadora de este. Su energía se había tornado silenciosa, como jamás habría pensado que pudiera ser, solo sentía paz en aquel lugar de relajación. Su ser rogaba de todas las formas por que el supuesto dolor que sentiría el contrario fuera nada más que un mito pasajero, algo que jamás ocurriera, algo que al rubio no le hubiera causado daño y que Yuuko, como había prometido, hubiera impedido que lo sintiera.

Lo observaba, todas sus facciones eran hermosas y en aquel detenimiento con el cual sus ojos se paseaban sobre aquella piel suave y blanca pudo notar que ahora mismo se comenzaba a despertar, el hombre que lo había dejado sin aliento por todas aquellas horas al fin despertaba y solo pudo mirarle con detenimiento, estaba asustado ¿por que no admitirlo? temía por el contrario.

—No creas, me encuentro perfectamente cómodo a tu lado—susurró ante las palabras ajenas, entrecerrando sus ojos ante el paso de la mano contraria por su rostro, su cabello fue deslizado con sutileza por esos mismos dedos, a los cuales prestaba total atención y frente a los cuales el reaccionaba de forma totalmente distinta que a cualquier otra mano que se presentase frente a él.

Se acercó en silencio acurrucándose en los brazos de su amante, sintiéndose extrañamente acogido por estos, casi como si fuera un niño, sonrió sutilmente, rodeando la espalda ajena, acariciando la piel de esta con suavidad con tan solo la yema de sus dedos, dando caricias sutiles al mayor a medida que respiraba con tranquilidad total, amaba a aquel hombre aunque no pudiera decirlo abiertamente no por que no quisiera realmente, si no por que su personalidad, algo desastrosa para aquellos sentimientos casi inexplorados apenas se lo permitía—Jamás podría permitir aquello, Ruka ¿crees que yo permitiría a alguien que viniera y te asesinara tan fácilmente?—comunica con una simpleza propia de si mismo, mirando los ojos contrarios con una paz que hacía mucho no podían sentir ambos y eso era obvio, el lugar, el silencio acogedor, el sonido del agua, todo era un conjunto de sensaciones nuevas por conocer y que sin duda eran mucho más que solo un conjunto de nuevas experiencias—Primero, tendrían que pasar sobre mi cadaver...—

Las suaves caricias se traspasaron a un beso de parte de Miwa, que terminó posándose en la comisura de los brazos ajenos, acercando un frasco desde la mesa de luz, en este se notaban ciertas esferas flotando en su interior, en tonos distintos pero todos con una energía constante, ni positiva ni negativa—Debes tener hambre, tengo muchas aparte de estas... te harán bien...

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Yoki shinai jānī [Priv. Ruka Belini][+18]

Mensaje por Invitado el Dom Mar 13, 2016 12:41 am

— Solo bromeaba, Miwa. — rió suavemente a pensar con ese delicado rose en sus labios proveniente de los ajenos, no lo había pensado hasta ese entonces que aquel chiquillo pudiera haber cambiado tanto. A qué se debía el cambio. No estaba seguro, su cabeza en esos momentos no se encontraba preparada para meditar cosas que en aquel instante parecían ser innecesarias, como si solo le dijeran que debía de ser alguien mas espontaneo. ¿Incluso más?, seguramente. No recordaba cuándo había sido la última vez que su cuerpo se encontró recostado en un futón, incluso vestido con ropas tradicionales japonesas como las conocidas yukatas, no imaginaba a alguien manipulando su cuerpo desnudo mientras dormía al cambiarlo, pero posiblemente hubiera sido el azabache. Era relajante encontrarse de esa forma, prácticamente en el suelo, en un sitio que le hacía recordar la antigüedad de los tiempos.

El agua fluir por las cañas de bambú, la deliciosa brisa proveniente de las montañas y de un espacio completamente libre de contaminación, fresco y un tanto frió. Cerraba sus orbes y se sentía más conectado con las cosas a su alrededor de lo que podía decir en los últimos siglos. Posiblemente todos sus chakras se encontraban abiertos, con esa limpieza corporal no solo sus escamas relucían en una brillante textura cristalina sino que era el resultado de algo más; no importaba ahora. Antes de que las intenciones de levantarse de la cama le invadieran volvió a hundir su nariz en la cabellera de su compañero, inhalando su aroma tan peculiar, completamente relajante. 

— Antes de tomar la dosis diaria, deberías de decirle al chef que comience a preparar el banquete que me habías prometido. Estarías cumpliendo tu promesa a medias si solo me trajiste para someterme a una purificación completa. ¿Lo recuerdas?... Japón; termas, banquete… No te preocupes, puedo ponerme de pie. No necesito muletas. — bromeo, curiosamente tenía un humor que simplemente se dejaba llevar como la brisa en medio del ambiente. Alzó su cuerpo al punto de sentarse y señor aquella cinta que se alojaba envuelta en su cintura, cerrando la bata, estirando un poco los músculos de su brazo, sintiendo un ligero sonido en su espalda. Que no se notara no quería decir que no lo estuviera, y si… Relativamente Ruka era un hombre que si hubiera nacido humano ya no quedarían ni sus huesos en el mundo que actualmente fue capaz de conocer. 

— Iré a tomar una ducha. Mientras traes lo otro, a menos que regreses rápido y entres conmigo. —

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Yoki shinai jānī [Priv. Ruka Belini][+18]

Mensaje por Miwa Hikawa el Dom Mar 13, 2016 12:41 am

Los puentes que formaban el camino de sus pensamientos se doblaron, el agua que fluía, cual sus pensamientos, empapaba los restos de lo que había quedado en el fondo profundo de aquel camino. En el fin de aquellos murmullos de su mente.

Las historias que había vivido no se semejaban en lo más mínimo a aquellos recuerdos que se separaban del suelo como la hierba que iba creciendo. Sobre las aceras, se podía ver a sí mismo huyendo de las calles que había conocido, huyendo de sus pasados sentimientos y reencontrándose con nuevos que destruyen todo a su paso, como el momento en que pensaba había sido hecho solo para ellos.

Todos los días que ya habían pasado, todo el sol que ya se había ido, muy lejos… huyendo por las calles que hilaban sus memorias constantemente en aquel abrazo que lo atormentaba y a su vez lo hacía sentirse único, se preguntaba si aquella paz que lo había envuelto era lo que aquella mujer muchos años antes había sentido y por lo cual había estado dispuesta a tener un hijo con el contrario. Solo cerró los ojos y apretó suavemente las ropas ajenas, simplemente, en aquel momento, había notado que jamás podría estar a su lado más que como un compañero, un amante, un amigo.

Guardó silencio cuando le comentó de su broma y solo alzó la mirada con una sutil mueca similar a una sonrisa, aquellas pequeñas muestras de afecto que se mostraban, aunque claramente el rubio, se mostraba mucho más efusivo que otras veces, sentirle respirar sobre su cabeza, solo provocó que cerrara sus ojos suavemente, mimando con tranquilidad su espalda hasta escuchar las demás palabras que le sacaron una mueca entre diversión y preocupación—No hay por qué decirle, está servido hace solo unos segundos, además, la clase de comida que prepararon para tí no es posible que se enfríe—

Solo pudo levantarse con lentitud, era como si fuera otra historia más contada en su vida, como si un cuento de fábulas se abriera frente a sus manos y solo se movió con suavidad hasta tomar un par de toallas, los artículos de limpieza y posarse al lado del rubio con todo en sus manos—Si quieres puedes apoyarte en mi hombro…

“Todo comenzó como cualquier otra historia, más entonces las palabras poco a poco comenzaron a desaparecer, tu sonrisa me hacía sonreír, más ahora… no me siento de esa manera. Traté de recordar qué fue lo que nos unió y olvidar lo que nos separa justo ahora. Sabiendo de sobra que no podrías esperar para siempre, solo dejando pasar el tiempo sin ir a ningún lado. ¿Será acaso esta nuestra última reunión? Nunca nos dimos realmente una oportunidad, para seguir juntos en este camino… Estamos perdiendo nuestro tiempo, siguiendo sueños que no son ni tuyos ni míos, amor, por ti siempre tendré.


Se puede intentar que este sentimiento no desaparezca, puesto que todo lo que tenemos ahora probablemente muy pronto desaparezca, me pregunto si recuerdas cuando me hacías sonreír, más cuando ahora mismo, ya no me siento de la misma manera. Cuando alzo la mirada, puedo ver tu rostro, puedo ver tus ojos observandome… a cada momento pienso que es mejor solo dejar pasar el tiempo, sin ir a ningún lado.

Ya no hay vueltas atrás…
y ya no existe la necesidad de llorar… pues es esto todo lo que tenemos. “

Contuvo los deseos de llevar su mano a la boca, tapando así sus pensamientos, más no lo hizo y solo sonrió casi con tristeza, sabía que no podría quedarse junto a aquel hombre. Era mejor, solo disfrutar de lo que tenían momentáneamente—Seguro te repondrás pronto…

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Yoki shinai jānī [Priv. Ruka Belini][+18]

Mensaje por Invitado el Dom Mar 13, 2016 12:42 am

"Eres un hombre desconfiado. ¿Que te hace pensar de que te asesinare mientras ayudo a tu purificación?. No es necesario que toque tu cuerpo con mis manos para darme cuenta de esa aura oscura que está rodeando tu cuerpo, se escapara por los poros de tu piel como si fuera sudor, pero no es visible para los humanos… Aun así, ¿no te has dado cuenta que repeles a quienes se te acercan?. No es por ti realmente, sino por lo que se continúa incubando en tu interior. Ruka, dejame ayudarte. No voy a asesinarte."

No recordaba cuándo había sido la última vez que esas palabras fluyeron en sus pensamientos como si hacía instantes hubieran sido mencionadas, lo recordaba completamente, la tonalidad y la calma que traía en su rostro cuando se acercaba a su posición con esa apariencia que parecía haber sido congelada por los mismos hielos del ártico. En todos los años de existencia había encontrado a una entidad como esa, con una pureza que le hacía cerrar los ojos como un cachorro que intentaba ser dominado, por mas que sus verdaderas intenciones no fueran esas. La sutileza, amabilidad y el trato era algo que en esas instancias al rubio le molestaba más que nada. O como esta decía, no era él, sino la energía negativa que se acumulaba en sus escamas comenzando a formar parte de uno.

Nuevamente actuaba con violencia cuando intentaban lanzarle una cuerda que él mismo no podía hacer por sí mismo; siempre dependiendo de alguien cuando inconscientemente ignoraba que su cuerpo tocaba fondo. Aunque su mente continuaba mostrando coherencia, había algo más que lo volvía intolerante a muchas causas, como el trabajo excesivo y el encontrarse rodeado de entidades que no le interesaba conocer. Imposible, para alguien que se movía de un lado a otro, era posible que su mente se cegara por minutos y su verdadera forma se mostrará, destruyendo todo a su paso. Había tomado la cuerda de escape, y salido a la superficie a pesar de que en esos instantes se sentía tan vulnerable como cuando a penas había dado su primer respiro fuera del cascarón.

Ya se encontraba en el cuarto de baño contemplando el clásico toque tradicional en la madera que lo costeaba, donde podía sentarse y cepillar su cuerpo con alguna esponja cubierta de jabón, refrescarse con un poco de agua así luego relajarse por completo en las aguas de lo que a sus ojos era una tina típica del país en aquellas zonas que continuaban conservando en sus hoteles un ambiente antiguo del Japón. Rústico, le agrada sentirse como en el pasado lejos de todo lo que podía ser teléfonos celulares, computadores y otras cosas que a veces le hacían pensar que estaba demasiado viejo, a pesar de que su deber era estar actualizado con todas las últimas novedades del mundo moderno.

Apartó el cinturón al mismo tiempo que deslizaba la Yukata fuera de su cuerpo, dejando a un costado para que no se mojara, desnudo camino y se sentó sobre un banco pensando que hacía mucho no hacía algo similar. Con una de sus manos tanteo los músculos de su brazo, y se estiró en busca de relajación antes de ladear la mirada, notando el ingreso del azabache a ese sector de la habitación. Un baño privado, era normal, imaginaba que este había pagado mucho dinero para su comodidad y de un modo u otro estaba agradecido con él. — Desnúdate. — murmuró, mas no era una orden a pesar del modo en el que usaba sus palabras, continuaba siendo un tono sumamente calmo.

— Estaba pensando que ahora que has cumplido con tu objetivo, podrías llevarme a tu casa. Intuyo que no es por esta zona, pero también dudo que seas de eso que viven entre medio de la población japonesa. —

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Yoki shinai jānī [Priv. Ruka Belini][+18]

Mensaje por Miwa Hikawa el Dom Mar 13, 2016 12:42 am

El encanto continuaba aún tras la tensión que había sentido en su cuerpo debido a todo lo planificado y que ya había salido a la perfección, el contrario estaba bien, no perfectamente pues sabía que se encontraba débil, más había dado su mejor esfuerzo para tenerle buena comida y las comodidades que se merecía, se acercó, con una yukata puesta sobre su cuerpo, no era necesario que le dijera, más le sonrió y la deslizó fuera de sí apenas llegó a su lado, dejando los utensilios que había traído en el pequeño barril de bambú, sentandose de rodillas tras la espalda de Ruka tomando el jabón y la esponja, al igual que la regadera para dar el agua y colocarla en una temperatura adecuada, cuando la vio adecuada solo pasó esta por la espalda del mayor, llevando el jabón de té verde y la esponja a su espalda comenzando a tallar con suavidad, depositando un beso en la nuca de este de forma traviesa al escuchar sus palabras atentamente.

—Tenía presente que desearías conocer mi casa ahora que te encuentras aquí, no voy a negarte visitarla, después de todo no queda muy lejos de aquí, como ya intuiste no soy un fanático de la sociedad en sí, por lo que vivo en un lindo páramo apartado de la ciudad, después que comas, podemos ir, tengo las mismas comodidades que aquí… La realidad es que me preocupé mucho más en los detalles que en mostrarte algo más de mi, fue un error—comentó con sinceridad, más no tenía problemas en ampliar sus alas y volar junto al contrario rumbo a su hogar que quedaba a no más de una hora de vuelo.

Acarició la espalda contraria, para luego pasar a su frente y enjabonar su pecho y piernas, volviendo a su cuello para no solo enjabonar si no que masajear la zona en espera de sacar las tensiones del cuerpo contrario.

—Más no tengo una casa grande como la tuya, mis jardines son un tanto amplios, pero siempre preferí un hogar con solo un par de habitaciones, lo más comodo, es el baño y el estar que da a la laguna… No tengo camas modernas, solo futones tradicionales. Espero no sea una incomodidad para ti...

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Yoki shinai jānī [Priv. Ruka Belini][+18]

Mensaje por Invitado el Dom Mar 13, 2016 12:44 am

Tan solo su mirada se había ladeado al ver la naturalidad en la forma que reaccionaba el azabache ante sus palabras, sin quejas, sin reproches, ni mucho menos con alguna expresión que mostrará timidez siquiera. Esa era la razón por la cual aquella noche en el bar del hotel habían terminado teniendo sexo en el amplio sofá del balcón, ignorando la lluvia que empapó más que sus cuerpos, castigando el interior, sus vestimentas como la alfombra entre otras cosas. Desde ese entonces pensó que si este aceptaba parte del trato que se había realizado esa noche, las cosas no tendrían una razón a la cual darle explicaciones al día siguiente. Siempre se había considerado la clase de hombre que no tenía esas intenciones de causar desastres en medio, aunque más de una vez habían sucedido cosas por la falta de moral y conocimiento, por no contener sus instintos y los estados que eran imposibles de retener.

Excusas. Siempre se lo habían mencionado pero poco caso solía hacer por esos tiempos que era un dragonzuelo que surcaba los cielos a su placer. Muchas cosas habían cambiado desde entonces, los años se le habían instalado en las escamas para no volver a irse, y no importaba cuantas veces la esponja se frotara en la piel, había mucha historia en cada una de ellas, demasiadas para ser contadas. Desconocía los motivos del porque aquel dragón permanecía a su lado de forma tan devota, compartiendo sus sábanas, sirviendo y protegiendo sus ideales como si fueran propios.

Solo había un pensamiento en la cabeza de Ruka en ese momento; esperaba no lastimarlo. 

— Puedo sentir el aroma a Sushi desde aquí. El delicado aroma al arroz, al agua hervida. Es curioso, ¿no crees?. —  decía con sus párpados cerrados, moviendo apenas las bolillas de sus ojos en su interior al tiempo que en sus labios se cultivaba una relajante sonrisa. Tal vez era mejor continuar ignorando lo que ya conocía, y pretender que simplemente no sabía lo que estaba sucediendo; era la mejor opción que se le podía ocurrir en ese instante. —  No te preocupes, lo hecho hecho está. Si no fuera porque prácticamente me trajiste a este lugar de la oreja, no hubiera venido. La mejor opción que tuviste fue engañarme, y no fue una mala jugada. Te lo agradezco. —  mencionaba, con un tono de calma en la voz, viéndole en frente con la osadía de continuar con la experiencia de frotar su pecho.

A penas tuvo la oportunidad atrapó su muñeca con la dieta, sujetando de tal manera de que se mantuviera quieta. Lo atrajo de un asalto contra su cuerpo, obligando a que se termina sentando entre sus piernas. No se movió ni un instante del asiento donde reposaba su cuerpo, usurpando la esponja, enjabonando el cuerpo del azabache con la misma osadía que el contrario había tenido en su espalda, entre aquella cinturas, deteniendo el descenso en sus nalgas para regresar por el camino transitado. En el cuello, exprime la esponja de baño permitiendo que el jabón mezclado con el agua se deslizaba por la clavícula y el abdomen. Observando. Hikawa lo tenía cautivado, verlo y comenzar a sentir que deseaba devorarlo no era normal en Belini.    

Tan solo lo atrajo más de sus caderas. Cerca, demasiado cerca, descendiendo la mano izquierda al miembro del as nocturno, que descansaba a penas en el muslo, masajeando, humedeciéndolo, colando aquella mano en el pequeño espacio que se hacía entre su falo y el contrario en busca de sus testículos, apretando, acariciando y volver a ascender por el tronco hasta el glande. — ¿Cuando vas a mostrar una expresión de sensibilidad, Miwa?. —  simplemente pregunto, mordiéndose los labios para no continuar con una pregunta que posiblemente descolocó al azabache. Todo a su tiempo, y lo que más tenían era eso. Más conociéndose a si mismo, Belini era un hombre paciente.

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Yoki shinai jānī [Priv. Ruka Belini][+18]

Mensaje por Miwa Hikawa el Dom Mar 13, 2016 12:44 am

Por un momento el tiempo se detuvo para sí, escuchó perfectamente en sus oídos el viento agitando las hojas en las copas de los árboles, el sonido del agua tibia cayendo a pequeños chorros sobre los estanques, el propio y sutil sonido de la regadera, de la esponja que descaradamente raspaba su piel y no sólo provocaba una sensación que daba escalofríos a su cuerpo, si no que ahora mismo se deslizaba por un lugar que le hizo llevar su brazo a la boca intentando acallar el jadeo que pretendía abandonar su garganta sin consideración alguna. ¿En qué momento? se preguntó a sí mismo, sin entender en lo más mínimo los movimientos a los que había sido sometido.


Su cuerpo temblaba en ese momento por la sorpresa, su pecho estaba exaltado, y su propia mente no había conseguido anular el sonrojo que ahora atacaba sus mejillas sin aviso y que al escuchar la pregunta entrando en sus tímpanos con tanta violencia, solo había conseguido desconcertar y desorientarlo al punto de no saber qué contestar.


En sus oídos escuchaba su corazón latir con fuerza, más cuando su mirada violácea se agolpaban con fuerza en la azulada que le sostenía con determinación, sus ojos se desviaron levemente a sus labios ¿acaso había omitido algo? se preguntó mientras su mano intentó cubrir su rostro ¿cuánto sabía? ¿cuanto había descubierto para que le preguntara algo semejante? solo quiso ocultarse, más solo refugió su mirada en el pecho ajeno, tragando saliva, no quería hacerse el desentendido cuando comprendía lo suficiente aquel comentario como para contestar, lo que se cuestionaba era de cuánto sabía el mayor, si había notado todo o solo había visto que procuraba ocultar su pudor tras aquella máscara fría.


—¿Por qué querrías ver algo similar en mi? El mostrarme con una cualidad semejante solo haría a tu persona responsable de acciones o sentimientos que quizás sean innecesarios para ambos... no quiero ser una molestia para alguien que en sí no temo admitir es importante para mi—afirmó con el rostro bajo, sus mejillas encendidas no ayudaban a reafirmar en lo más mínimo lo dicho por su boca aunque hubiera hablado con la mayor lógica y ética posible, que estuviera acariciando su intimidad de aquella forma no ayudaba, puesto que lo disfrutaba mucho más que la caricia de cualquier otro y solo soltó un gemido suave—Ruka...


Solo pudo susurrar avergonzado, maldición, si seguía todo así terminaría confesando algo que no deseaba y se alzó para encaminarse a las aguas, se adentro solo un poco en las aguas, intentando que Ruka dejara de observarle y no notase la erección que había crecido en su entrepierna, más al sentir el golpe de calor y el stress del momento, solo vio nublado en frente y su cuerpo cayó tendido en el bandejón que contenía las aguas calientes que ahora solo se agitaban ante la caída de un cuerpo.

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Yoki shinai jānī [Priv. Ruka Belini][+18]

Mensaje por Invitado el Dom Mar 13, 2016 12:45 am

El movimiento de su mano no cesó ni por un momento, mas no dejaba de ser un suave roce a lo largo de su falo, bajo la base como sus testículos cada vez que llegaba a aquella zona antes de regresar el ascenso a su cima. Lo contemplaba con seriedad a pesar de que su rostro no mostraba realmente una expresión conservadora, ni dura, tal vez un tanto comprensiva y curiosa de conocer cuáles serían las palabras del azabache en ese instante; por eso mismo en ningún momento se vio desconcentrado de aquellas expresiones que comenzaban a desprenderse, como si una máscara de mármol estuviera comenzando a caerse delante suyo. Entonces tenía razón, y el motivo de su incomodidad era lo que Belini había estado temiendo, e ignorado hasta ahora. 

No era estúpido, mucho menos un hombre distraído. Simplemente, pretendía no saber ciertas cosas por la simple causa de evitar temas innecesarios. El trabajo y la vida amorosa de un hombre no se mezclaban, mucho menos era de los que se acostaba con sus empleados, tenía una estricta regla de no hacerlo, sin embargo las cosas se habían ido de las manos. El acuerdo se había cerrado con sexo, cómo sería posible que la situación tomará otro curso cuando desde un principio comenzó de esa forma. Hipócrita no era, adoraba sentir al as nocturno sobre o bajo su cuerpo, el meneo de esas caderas lo volvían loco, incluso sacaba mas de si mismo de lo que recordaba. 

Su corazón latía con intensidad y era capaz de escucharlo con la mano que lo sostenía firmemente de su espalda, tembloroso incluso se animaba a decir, jadeando y delicioso como de costumbre ante las reacciones que comenzaba a sentir con un falo erecto que no podía negarle. Lo tenía en su mano, masajeando, humedecido por la espuma y el agua enjabonada. Palpitante y levemente curvado en dirección a su pelvis. El que se escape no le sorprendió, cualquiera lo hubiera hecho cuando lo arrinconaba contra la espada y la pared, nadie era lo suficientemente fuerte como para idearse un plan siniestro en tan solo segundos, menos cuando sus pensamientos se atropellaban el uno al otro. 

Con solo mirarlo a los ojos era capaz de saberlo, porque con todo ese tiempo que habían pasado juntos había llegado a entender, a comprender y a conocer más de aquel dragón. Tan solo ladeo la mirada en dirección a esos pies que se comenzaron a tambalear hasta caer a un costado, inconsciente, ni siquiera los reflejos del rubio fueron suficientes como para sujetarlo pero si se levantó de forma rápida para cargarlo. Se había sobrepasado… Lo lamentaba, no quería incomodar ni hacerlo sentir mal, más solo se adentro dentro de las aguas para ayudar a remojar su cuerpo, limpiar cada parte que aún se encontraba recubierta de espuma, como su mismo cuerpo humedecido por el jabón.

Con suavidad, y una esponja nueva, la sumergió en el agua recostando al moreno sobre su pecho, apoyando al contrario en su cuerpo para evitar que se hundiera como peso muerto, y comenzó a limpiarlo. Mojar su cabello oscuro y acariciar suavemente esos mechones que costeaban su rostro. — No deberías de estar tan confundido, Hikawa. —  murmuró con suavidad, acercando su rostro al contrario tan solo para frotar la nariz contra su mejilla, deteniéndose en el tiempo tan solo por segundos antes de separarse. Estaba seguro que despertará pronto, y con eso ayudaría a que su cuerpo al menos se relajara en las aguas que no se encontraban ni frías ni calientes.

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Yoki shinai jānī [Priv. Ruka Belini][+18]

Mensaje por Miwa Hikawa el Dom Mar 13, 2016 12:46 am

Había caído pesadamente al suelo y la realidad era que se seguía sintiendo exaltado tras haber perdido la conciencia, podía verse perdido en un mundo totalmente negro tras sus párpados, quizás no era lo suficientemente bueno, como un guerrero con la armadura desecha en medio de una guerra, ya no comprendía del todo si aquellos sentimientos eran suyos o de alguien más.

Sabía que era amor, pensaba constantemente en las formas innumerables que había de describir lo que era indescribible, más con el tiempo la idea se escapaba de sus manos como arena seca entre los dedos, así continuamente se sentía como un imbécil, se sentía tan perdido en ese sentimiento de amor y si, comprendía que jamás podría estar junto a él, preguntandose el por qué no podía creer en sí mismo.

Solía decirse, que por muchos años pensó que jamás encontraría algo similar a aquel sentimiento aterrador, llegó a su vida y arrasó con todo, sin decir nada, por siempre pensó que jamás podría ver un rostro a su lado cada mañana, en sus propios ojos, podía ver todo lo quería ver y no había otra manera de explicar que si, estaba totalmente conforme, puesto que en el fondo, había esperado todo aquello por tanto tiempo.

Todo aquello era lo único que necesitaba, más no quería incomodarlo, no quería responsabilizar a aquel hombre de absolutamente nada, puesto que él sabía perfectamente que todo había comenzado por su culpa.

Al abrir los ojos solo pudo escuchar el agua fluir, el cuerpo estaba tibio y movió su cabeza intentando orientarse, estaba demasiado confundido, el despertar solo había sido un aliciente a sentirse aún más confuso, se sentía reposar sobre un acogedor espacio que al voltear su rostro solo pudo distinguir como los brazos del contrario. Oh, vaya, había caído, acababa de notarlo, se avergonzaba de sí mismo y llevó su mano a la contraria, solo para corroborar que no fuera una ilusión debido a la contusión que seguramente ahora tenía en la cabeza gracias al golpe. Deslizó sus dedos por su rostro, entrecerrando los ojos.

—Que desconsiderado de mi parte… estas débil y se me ocurre desmayarme...—susurró finalmente, sintiendo la respiración de este en su mejilla, volteándose suavemente hacia aquel ser cálido y de hermosas facciones, llevó su mano a la mejilla ajena, se sentía culpable, más no solo era eso, si no que también algo incomodo, había sido tan repentino todos los recuerdos que azotaban su mente al intentar encontrar el punto de stress que o había llevado al suelo tan rápido—disculpa...

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Yoki shinai jānī [Priv. Ruka Belini][+18]

Mensaje por Invitado el Dom Mar 13, 2016 12:47 am

Qué podía decirle cuando sentía que parte de todo ese agotamiento había sido su culpa, uno por no detenerlo cuando debió hacerlo y otra porque se mostraba desconsiderado cada vez que el contrario viajaba de una punta del mundo a la otra si éste lo solicitaba. Eso debía de acabar. Tomaría medidas para que el contrario se holgara de sus responsabilidad, era su turno de ayudarlo y este tendría que confiar en él como desde un principio al de cabello rubios le había costado hacerlo. No dudaba que este sería capaz de tenderle la llave de la organización si fuera necesario, hasta con los ojos cerrados, pero a su tiempo Belini no había mostrado realmente interés de involucrarse más de lo que lo estaban haciendo.

Apenas acabó de deshacerse del jabón en cada rincón de su cuerpo se puso de pie saliendo de la tina, usando los pequeños escalones que tenía cuál piscina a la superficie, cogiendo unas toallas en el camino así cubrir el cuerpo desnudo del as nocturno, de una perfecta tonalidad sumamente pareja, como si los rayos del sol no fueran suficientemente fuerte para desparejar las tonalidades de su piel, ni siquiera rastros de alguna minúscula marca de nacimiento. Había podido ver en su momento las escamas florecer como tatuajes de su piel, de la espalda, brazos, codos, entre los nudillos y sus piernas cuando la excitación era tan intensas que era imposible mantener la apariencia de un simple humanos. Garras, colmillos, y esas hermosas orbes oblicuas, tan afiladas y fijas como las de todo reptil. 

De camino a la habitación, desnudo zurco el pasillo encontrándose con una de las mujeres que se encargaba del mantenimiento de la posada, mencionando lo que con anterioridad le decía al azabache, que llevaran la comida dentro de unos minutos a la sala donde se hospedaban, y tocaron antes de entrar. Esta se mostró avergonzada ante la presencia del mafioso, sin nada puesto, con el dragón entre sus brazos, sin embargo Belini ni se inmuto y solo continuó su camino pasando de largo hasta ingresar en la habitación y ayudar a que este se secara primero.

— No te preocupes, estoy bien. El baño siempre ayuda, siento como mis energías regresan a mi cuerpo. Vamos, vístete… Creo que vi unas yukatas limpias por aquí. — mencionó, dejando al contrario sobre la cama mientras avanzaba a los estantes donde se exhibía la ropa de cama, almohadones, y las vestimentas adecuadas para el lugar. Se secó sin mucho cuidado, moviendo sus cabellos con la misma toalla, pasando a vestirse con lo primero que encontró, sirviendo uno de los mismo al contrario,. — Vístete, y recuéstate de nuevo. Comeremos aquí. Y no repliques… — fue bastante serio, cruzándose de piernas sobre uno de los cojines que costeaban la mesa ratona, recostándose sobre el suelo de madera unos segundos, cerrando sus ojos, pensativo. Prefería evitar el tema anterior, lo sucedido en el cuarto de baño.

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Yoki shinai jānī [Priv. Ruka Belini][+18]

Mensaje por Miwa Hikawa el Dom Mar 13, 2016 12:47 am

Escuchó sus palabras, aun en un estado similar a la somnolencia, sonriendo levemente al escucharlo con aquella voz casi protectora, como si fuera un padre reclamándole a su hijo que dormía demasiado poco, sabía perfectamente que no tenía por que hacerse cargo de tantas cosas a la vez, pero no era aquello lo que había provocado su colapso en el baño justo hacia unos segundos o minutos atrás, si no que la razón real era ese hombre que lo alzaba y cubría con sus brazos y a su vez que también le hablaba continuamente de una manera que no recordaba haber disfrutando con anterioridad.

No gustaba de escucharle decir aquello en cierto modo, puesto que sus medios para demostrar sentimientos hacia el contrario casi no eran físicos ni mucho menos verbales, eran con acciones, el trabajar tan eficientemente, procuraba que fuera solo un refuerzo a la confianza que ambos podían tener o que ya poseían y que en muy poco tiempo se había hecho solida.

Sentía el calor de las aguas, al igual que las manos limpiarle de los restos jabonosos incomodos que procuraban quedarse sobre su cuerpo y ser más difíciles de limpiar debido al estado de su cuerpo, en donde apenas podía ayudar al contrario por los torpes movimientos que apenas podía realizar, quería moverse una vez más, pero al parecer el golpe que se había dado era todo menos el más amigable, había caído cual cuerpo muerto contra las rocas que rodeaban el Ofuro, sin duda había sido ridículo.

—No, Ruka, creeme que no a sido para nada un gran trabajo, en eso te equivocas, no pienses que e colapsado por un motivo semejante, por favor, agradezco que me digas aquello, pero juro que no es el motivo—susurró acariciando los largos dedos del mayor con su mano, fue alzado con facilidad y eso, realmente no le molestaba, ser llevado por Ruka era similar a ser arrullado, el ser visto por la sirvienta no había sido problema alguno aunque esta se hubiese mostrado avergonzada, solo siguieron de largo tras unos segundos y se vio recostado tras ser secado, no podía oponer resistencia real a lo que el mayor hacía y recostado sobre aquella mullida zona, no podía simplemente negarse a atenciones que continuamente estaban buenas, esperaba que el chef trajera todo lo preparado, así Ruka pudiera comer almas como era debido, el sinceramente, no estaba en lo más mínimo preocupado por si mismo, solo había sido una acción estúpida de su cuerpo al verse tan sometido, si por así podía llamarlo.

—No me estoy quejando, te lo agradezco, eres muy dulce—comentó sin pensar debido a la somnolencia y solo se alzó para colocarse la yukata sobre los hombros y buscar con las manos algo torpes el espacio donde anudar el hilo que la unía a la zona delantera de su cuerpo, se sentó tranquilo allí, en la cama una vez más antes de dejarse guiar por el contrario, estaba bien para él comer allí, en la habitación más cuando apenas vio al contrario cerrar su yukata escuchó como llamaban fuera, lo más seguro era que la cena estaba allí lista para ser devorada por ambos.

—Nyūryoku shite kudasai—comentó en su propio idioma, solicitando a la mujer que por favor entrase en la habitación junto con la comida a lo que esta de inmediato trajo una gran bandeja acompañado de otras tres personas que al igual que ella traían la comida para ambos.

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Yoki shinai jānī [Priv. Ruka Belini][+18]

Mensaje por Ruka Belini el Miér Mar 30, 2016 10:25 am

No tardo mucho en que esta entrara a la habitación acompañada por un par de muchachas, ayudando con la canoa, los vasos y el sake. Todo se veía tan tradicional, y aunque eso podría conseguirlo en cualquier parte del mundo no había nada mejor que comer esos alimentos frescos en su propio país nativo; como a un niño le hubiera gustado contemplar el proceso de armado, como se fileteaba el salmón y se habrían los camarones, incluso los rolls ahumados. Se veía sumamente apetitoso, sabiendo que no bastaría con solo una canoa con esa variedad que los caracterizaba. El plato no terminaba allí, al finalizar con este tenía entendido que venían los mariscos. Ser una bestia de su calibre le recordaba que comía demasiado, con moderación, pero eso no impedía que a la semana terminaba con mas de un simple cadáver de vaca en el asador. 

Dando dos pasos al costado permitió que se encargaran del adecuado orden de los alimentos sobre la mesa, volteando a buscar sus sandalias, no se las puso, pero las re acomodo a un costado donde claramente eran visibles por si tenía que salir a buscar algo en el exterior de la habitación. Una vez estas se marcharon, retomo la mirada de azabache, seguramente le gustaba lo que veía tanto como a él. Esa sangre japonesa en su interior, o posiblemente, el instinto de hace miles de años que le hacían recordar que tan delicioso era pescar con su madre por esas épocas en el mar asiático. 

Se ve bien, ¿no?. Espero que no te haya molestado que ordenaba un poco de pulpo, calamar y unos cangrejos para acompañar, aun así los traerán una vez terminemos esto. Hace mucho tiempo no disfruto de los placeres que pueden darte una buena comida. Siempre comiendo apurado, sin degustar, corriendo nuevamente a donde debía de ir, incluso en una cena de negocios... El placer no es el mismo. 

Contar aquellas cosas a alguien como Hikawa, era natural. Lo veía como uno de sus confidentes en momentos como ese, cuando se había encargado de desafiar sus ordenes por su propio bienestar. Debía de meditar nuevamente en donde depositar su desconfianza cuando este mismo se encargo de apartarla de su lado. Lo veía con unos ojos que anteriormente le habían sido imposible contemplar. Palabras de agradecimiento, si. Sinceramente deseaba agradecerle al as nocturno por todo lo que había llegado a hacer por él. Se lo merecía.

No debí tratarte de esa forma en un principio, Hikawa. Tengo que disculparme contigo por ser tan terco, en realidad intentabas ayudarme. Y te lo agradezco. — moldeo una leve sonrisa en su rostro, aunque claramente sus orbes azuladas mostraban un deje de arrepentimiento por lo que ahora pasaba por su cabeza, y esa escena en los exteriores de la posada. Se acerco por detrás del otro, sentándose a su lado, intentando tomar los palillos con los dedos pero estos se resbalaron y terminaran con el primer rol de sushi embebido sobre la salsa de soja. El arroz comenzó a desprenderse del roll.   

Hhm... ¿Estaría bien que lo comiera con la mano?. — se rasco la mejilla.

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Yoki shinai jānī [Priv. Ruka Belini][+18]

Mensaje por Miwa Hikawa el Mar Abr 12, 2016 12:37 pm

Aún se encontraba un poco atontado por todo lo ocurrido, seguramente el golpe, no había sido de lo más suave, era probable que también estuviera así por la presencia del mayor en frente de su ser, con aquel aspecto formal, más bien dulce, solo sintió los deseos de suspirar cual joven enamorada que solo quedaron en eso, un deseo, puesto que el aire fue exhalado de sus pulmones con tranquilidad y nuevamente inhalada como si no hubiese sentido absolutamente nada.

Se preguntaba por qué debía de mostrarse así, tan poco susceptible a las acciones del mayor cuando sabía de sobra que lo que este hiciera lo abría por el medio y sacaba de su interior algo más cercano a una metáfora que a cualquier signo lógico como la sangre u órganos.

Se ve bien, no podría molestarme si fui yo quien te trajo aquí para que tomases un descanso ¿no crees?. Por lo general no tomó las cenas de negocios, siempre por la presión de la situación me sienta mal la comida, mis negociaciones no soy precisamente pacíficas por lo general, aunque supongo que es mi forma de ser la que les hace no ser pacíficos

Aunque sus palabras eran pacíficas en su mente, se preguntaba qué sería lo que le traía preocupado, sentía a lo lejos aroma a pólvora, como un mal presentimiento que se alejaba de la realidad que estaba poseyendo en esos momentos, se distrajo, la voz del contrario había sido sutil al decirle que le agradecia y sin duda sólo volteó la cara, ocultando la pequeña vergüenza que le había acosado, estirando la mano a por los palillos.

No tienes nada que agradecerme, Ruka, sabía de antemano que eres terco en muchas cosas, lo noté apenas hablamos la primera vez, no te culpo ¿quien no podría ser desconfiado después de vivir tanto? te considero mi amigo, daría mucho por ti, espero lo tengas más presente

Se volteó con suavidad al escuchar el sonido del rol al caer en la soja, solo sonrió ladino, tomándolo con la mano para meterlo en la boca a su compañero con una sonrisa ladina, era una afirmación silenciosa, el mismo dejó los palillos de lado, para dejar las cosas parejas, no necesitaba tantas ritualidades con el rubio, quizás era por eso que le gustaba tanto… No estaba seguro.

Más la tranquilidad no duró mucho, se volteó al escuchar una exploción a lo lejos, una muy, muy grande, sabía que Ruka también la había escuchado y volvió su vista a él, preocupado.

¿Has oído eso?...


Tema Terminado

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Yoki shinai jānī [Priv. Ruka Belini][+18]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:41 am

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.